Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Chopin en Mallorca (8 de noviembre de 1838-13 de febrero de 1839)

Fecha de publicación: 05 de diciembre de 2011

CHOPIN EN MALLORCA. La vida es una sucesión de decisiones. Unas las tomamos libremente, otras nos obligan a tomarlas y otras las tomamos por omisión, es decir, no las tomamos -dejamos correr el tiempo para que las cosas se decanten por gravedad-. Todas y cada una de ellas abren nuevas perspectivas y cierran otras. Así es la vida. 

George Sand

 

música clásicaLA INTRAHISTORIA DE LA MÚSICA CLÁSICA EN CLASICA2

 
Frederick Chopin (1810-1849), no podía ser ajeno a este comportamiento universal del ser humano. Fijaros como llegó a Mallorca.
 
El 2 de noviembre de 1830, en compañía de su amigo Tytus Woyciechowski, decide viajar a Italia, vía Viena. Un viaje iniciático desde el punto de vista musical y personal. El viaje tan querido por los artistas románticos en cualquiera de sus facetas: musicales, pictóricas, literarias, filosóficas…
 
A los pocos días de su llegada a la capital del Imperio Austro-húngaro, se enteran de los graves disturbios en Varsovia - la conocida como  "Insurgencia de Noviembre"- contra la autoridad rusa detentadora del poder en Polonia. El Zar de Rusia era rey de Polonia. Esto representa el inicio de la larga guerra ruso-polaca. Woyciechowski vuelve a casa para alistarse en el ejército insurgente pero Chopin decide quedarse. ¿Qué hubiese ocurrido si vuelve con su amigo? 
   
Su estancia en Viena se alarga ocho meses. Y cuando decide seguir viaje a Italia, ocurre que las hostilidades contra Austria en Italia le hacen cambiar de opinión. Por ello decide viajar a París vía Munich donde va a dar un concierto el 28 de agosto de 1831. 
 
Por fin llega a Paris en noviembre. Varsovia ha caído en manos de los rusos. Decide, en consecuencia, acogerse al status de refugiado político en Francia lo que le cierra las puertas para poder volver a su patria. La añoranza va a marcar su estancia. Y va a marcar su vida. Ante la expectativa de una larga estancia en París compone, realiza conciertos y sobre todo da clases de piano como medio para ganarse la vida. 
 
Se introduce en la vida cultural parisina y en noviembre de 1837 conoce en el salón de la Condesa Marie d'Agoult a George Sand, escritora que firma con pseudónimo masculino, separada, madre de dos hijos y seis años mayor que él. 
 
Pero Chopin decide que ella es la compañera que necesita. El artista solitario, exiliado, añorante de su Patria, encuentra en ella una extraordinaria ternura, calidez y una atención maternal. El bálsamo ideal que todo lo puede y al que accede aún a costa del alto precio que va a tener que pagar.
 
Su enfermedad tísica avanza. Su médico y George Sand deciden que Mallorca le vendría muy bien. La concatenación de decisiones han conseguido que Chopin recale en las Baleares. Un viaje para olvidar pero que nos legó sus 24 Preludios Op.28, la Polonesa en do menor, la Balada en Fa mayor, y el  Scherzo en do sostenido menor Op. 39.
  
A Mallorca llegan Chopin, Sand y sus dos hijos el 8 de noviembre. Se alojan en una casa en "Son Vent" pero en cuanto se enteran los lugareños  que no están casados los despiden. Se alojan entonces en la Cartuja de Valldemosa. 
 
El invierno es horrible. El piano de Chopin, que viajaba en un mercante desde Marsella, es retenido en la Aduana  y no le va a ser entregado hasta el día 20 de diciembre. La enfermedad arrecia. Pero, aún así,  nuestro compositor compone. La situación se hace insostenible. Deciden volver. Lo hacen el 13 de febrero de 1838 con Chopin muy enfermo y sin su piano que se quedará en la Cartuja para siempre. Barcelona su primer destino; luego Marsella;  luego Nohat.
  
Chopin seguirá tomando decisiones, entre ellas separarse de George Sand en julio de 1847. Dejó de tomarlas  el 17 de octubre de 1849. La tuberculosis puso fin a su vida en el apartamento de la Place Vendôme. Lo enterraron en el cementerio de Père Lachaise de París.  
 
 
Revista de música clásicaEPÍLOGO
 
Cuando aquel joven de veinte años decidió en noviembre de 1830 viajar a Italia no podía imaginar que no llegaría nunca allí; ni que tampoco volvería nunca a Polonia. Pero sí decidió por última vez. Su hermana mayor, Ludwika Jedrzejewiczowa, que había venido a cuidarlo en el verano de 1849, cumplió en su nombre. Chopin decidió que su corazón regresase a Polonia. Los restos en Père Lachaise no tienen corazón.
 
Manuel López-Benito

Audición de música clásicaAUDICIÓN DE MÚSICA CLÁSICA 

Escuchemos a continuación, a modo de homenaje a las decisiones de Chopin, su  Preludio Op. 28 nº 15 en Re bemol mayor "La gota de agua" (de las muchas que cayeron aquel invierno en Mallorca) 
 

Preludio Op. 28 nº 15 en Re bemol mayor "La gota de agua" 

 

Artículos relacionados

Enciclopedia de Música Clásica

Rossini: La gazza ladra. Obertura. Audición comentada

BOLETÍN DE CLASICA2: Si quieres estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito.

Código QR de Clasica2, revsita de música clásica
Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.