Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Amigos de la ópera de Vigo. Festival 1959 (VI)

Fecha de publicación: 05 de agosto de 2009

Continuando con nuestro viaje a través del Programa de Mano del II Festival de Ópera 1959. Amigos de la Ópera Vigo, transcribo su texto desde donde lo dejamos en el artículo anterior

Peinados Inés de Vigo

 

música clásicaRIGOLETTO DE GIUSEPPE VERDI (3)

"Rigoletto entra en el jardincillo de su casa y allí encuentra a Gilda, una bella joven, que es su hija. El dúo de soprano y barítono que constituye esta escena, de gran riqueza melódica, es muy hermosos. En él está la famosa frase: “Deh non parlare al miseo”, y la no menos bella: “Patria, parenti amici”. 
 
A poco llega Giovanna, el aya de Gilda, y Rigoletto le recomienda una vez más, que vigile escrupulosamente a su hija, para evitarle todo mal. 
 
Llega el Duque, disfrazado de estudiante y con una señal convenida con la aya, llama a la puerta y burla la vigilancia de Rigoletto, colocándose en el jardín. La escena se resuelve en un bellísimo dueto. “Veglia, o donna”. 
 
A poco Rigoletto se va, y Gilda y Giovanna conversan a la luz de la luna, confesando la joven que está enamorada del apuesto joven que ha visto en la iglesia. Entonces aparece el Duque, que no es otro que el joven a quien Gilda ama. El dialogo de ambos es el conocido dúo que comienza con la frase “E il sol dell´anima, la vita é amore”. 
 
A continuación incluye el libreto en italiano de este emocionante definición del amor en la ópera de Verdi
 
Continuará (...) 
 
¿No es precioso el anuncio de "Peinados Inés" ? También lo es esta maravillosa definición del amor que canta el Duque. Personalmente la suscribo.  

Audición de música clásicaAUDICIÓN DE ÓPERA EN CLASICA2 

È il sol dell'anima, la vita è amore,  

DUCA
È il sol dell'anima, la vita è amore,
Sua voce è il palpito del nostro core
E fama e gloria, potenza e trono.
Terrene, fragili cose qui sono.
Una pur avvene sola, divina,
È amor che agli angeli più ne avvicina!
Adunque amiamoci, donna celeste,
D'invidia agli uomini sarò per te.
 
GILDA
(Fra sè)
Ah, de' miei vergini sogni son queste
Le voci tenere sì care a me!
DUQUE
Él es el sol del alma, la vida es amor,
su voz es el latido de nuestro corazón.
La fama, la gloria, el poder y el trono,
son cosas frágiles y pasajeras:
¡solo existe una cosa divina,
el amor que nos asemeja a los ángeles!
Amémonos pues, alma celestial,
¡seré la envidia de todos los hombres!
 
GILDA
(Para sí)
¡Estas las palabras tiernas 
son las que escucho en mis sueños!...
 
Fijaros que Gilda comienza cantando con la misma melodía del Duque, en un canto ligado donde a cada nota correponde una sílaba. Pero en la repetición cambia. Canta en staccato un canto ornamentado y con saltos melódicos, como si no quisiese dejarse llevar por la declaración del Duque. Sin embargo termina adoptando la misma expresión vocal y musical de aquel, prueba inequívoca de que va a ser correspondido con su amor.  
 
El mismo recurso lo va a emplear Verdi en La Traviata, en el dúo del Acto I que comienza Alfredo en el Andantino "Un dì felice". Cuando responda Violeta, primero lo hará con  notas desligadas, para acabar, como sin darse cuenta, entregada.

Manuel López-Benito
 

Artículos relacionados

Rigoletto. Capítulo nº 4

Rigoletto. Capítulo nº 5

Amigos de la Ópera de Vigo. Festival 1959

 

BOLETÍN DE CLASICA2: Si quieres estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito.

 

Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2020 Clasica2. Todos los derechos reservados.