Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

La Fanciulla del West en el Festival Mozart de A Coruña

Fecha de publicación: 19 de abril de 2013

Dentro de la excelente programación del Festival Mozart 2013, que se celebrará en A Coruña del día 8 de mayo al 26 de junio, cabe destacar la presencia de Lorin Maazel que dirigirá, en versión de concierto al frente de la Orquesta Sinfónica de Galicia, la Fanciulla del West, ópera con música de Giacomo Puccini y libreto de Guelfo Civinini y Carlo Zangarini. Las dos representaciones previstas tendrán lugar en el Palacio de la Ópera de A Coruña los días 6 y 8 de junio a las 20:00 horas. 

La Fanciulla del West en el Festival Mozart de A Coruña con Lorin Maazel


Clásica2, revista de música clásica, ópera y jazzNOTICIAS DE MÚSICA CLÁSICA EN CLASICA2

 
Clasica2REPARTO
 
Minnie: Ekaterina Metlova
Jack Lance: Paul LaRosa
Dick Johnson: Jonathan Burton
Sonora: Andrew Stuckey
Ashby: Christopher Besch
Nick: Kirk Dougherty
Trin: Humberto Rivera
Harry: Andy McCulloch
Joe: Christopher Bozeka
Bello: Joseph Flaxman
Happy: Corey Crider
Jack Wallace: Andrew Manea
José Castro: Nathan Milholin
Jim Larkens – Billy Jackrabbit: Davone Tines 
Sid: Jesse Malgieri
Wowkle: MeganGillespie
 
Coro de la OSG: Joan Company director
David Hanlon director asistente
Milos Repicky preparador del coro y repetidor
Daniela Costa preparadora de italiano
 
Producción en colaboración con Castleton Festival de Virginia. 
 
Clasica2SINOPSIS ARGUMENTAL
 
La acción de La Fanciulla del West se desarrolla a mediados del siglo XIX en el Oeste californiano. La historia es un auténtico western convertido en ópera. 
 
ACTO I
 
Un campamento minero en California, 1849-1850. Al ponerse el sol en el Saloon Polka, taberna regentada por Minnie (la chica del título), se encuentra el sheriff Jack Rance haciendo un solitario y unos mineros que acaban de entrar tras acabar su dura jornada de trabajo. 
 
Jake Wallace, un cantor vagabundo, rememora a su madre y su hogar en una nostálgica canción a la que se unen los demás mineros. Tras una discusión entre éstos por trampas en el juego, entra Ashby, representante de la compañía Wells Fargo. Anuncia que el peligroso bandido Ramérrez anda por la zona y comunica al sheriff Jack Rance su propósito de capturarle. 
 
Se reparte whisky entre los parroquianos del local, momento en el cual Rance asegura que pronto Minnie se convertirá en su esposa. Algunos mineros, entre ellos Sonora, (que idolatran a la joven) no aceptan esto y la entrada de la propia Minnie va a acabar en una nueva discusión. 
 
Más tarde, a solas con ella, Rance confiesa su amor a Minnie ( canta: "Minnie, la Casa della mia") y ésta le contesta que no necesita más compañía que la de su revólver. ("Laggiù nel Soledad").
 
Aparece un desconocido que dice ser de la ciudad de Sacramento. Se trata de Dick Johnson (que no es otro que el bandido Ramérrez con otra identidad) y que mantiene una agradable conversación con Minnie, ya que ella le conocía de antes (pero no sospecha nada de su verdadera identidad), lo que provoca los celos de Rance (que éste en cambio, cual sabueso, sí que sospecha). 
 
Tras bailar un improvisado vals al ritmo de las palmas con el desconocido, se anuncia la detención de uno de los secuaces de Ramérrez, Castro. Éste piensa que su jefe también ha caído y se ofrece a llevar a Rance al refugio del forajido. Antes de que le prendan, le da tiempo a avisar a Ramérrez, que le ha reconocido dentro del Saloon, de que van a robar el oro de los mineros que se encuentra escondido en el Saloon de Minnie, tal como ella desvelará más tarde a Johnson durante el extenso dúo amoroso que mantiene con él.   
 
Cuando ella le muestra el escondite donde los mineros guardan su oro, Dick Johnson, Ramérrez,  responde que mientras él esté cerca nadie va a hacerle daño o tocar el oro. Ella, tímidamente, le invita a visitarla en su cabaña esa misma noche.
 
ACTO II
 
En la cabaña de Minnie, en las montañas, la india Wowkle, su sirvienta, canta una canción de cuna a su bebé y riñe con el padre del niño, Billy Jackrabbit. 
 
Llega Minnie que con entusiasmo se prepara para su reunión con Jonson. Está nevando y de repente suenan disparos en la distancia.
 
Aparece Johnson  y después de que ambos se declaren su amor, llaman a la puerta. Es el Sheriff Rance y los mineros. Antes de abrir la puerta Johnson se esconde en un armario. El Sheriff  ha descubierto la verdadera personalidad de Johnson: es el bandido Ramérrez, y vienen a avisar a Minnie, preocupados por ella. 
 
Minnie no les cree, y cuando se queda a solas con Johnson  le reprocha que no le haya dicho quién es realmente y que le haya venido a robar el oro. Él asegura que nunca ha pensado robarlo, pero ella le echa de la cabaña, furiosa. 
 
Suenan disparos y Minnie, aterrada, sale de la cabaña en su busca, intuyendo que lo han herido. Efectivamente ha sido alcanzado por un disparo. Minnie esconde a Johnson dentro de su cabaña cuando aparece el sheriff, preguntando por el bandido. A punto de creerse las palabras de Minnie negando que Johnson se encuentre en la cabaña, una gota de sangre cae en su mano desde arriba. 
  
Johnson se ve obligado a rendirse, pero Minnie tiene una idea: propone a Rance que se jueguen la vida de Johnson en una partida de póker. Si él la derrota, se llevará al bandido; si pierde, Johnson queda libre. El sheriff acepta. 
 
La muchacha gana con malas artes, lo que hace que Rance se aleje de allí.
 
ACTO III
 
Johnson ha sido cuidado por Minnie hasta que se cura de las heridas del balazo. Pero ha vuelto a las andadas y  ha sido capturado por Rance y los mineros que se disponen a ahorcarlo. Se le acusa de robo y asesinato. Johnson se defiende alegando que él nunca ha matado a nadie, pero sí robado, aunque no el oro de los mineros. Pide un último deseo y canta "Ch'ella mi Creda", donde expresa su deseo de que le digan a ella que no ha muerto, que se ha ido libre.
 
En el momento en que le colocan la soga al cuello, aparece una exaltada Minnie a galope y pistola en mano, amenazando a todos con suicidarse junto a su amado. Les recuerda, también, lo mucho que  todos le deben a ella. Los mineros, acobardados y lamentándose, sueltan a Johnson y consienten en dejar partir a la pareja lejos de allí, para siempre.
 
Cae el Telón
 
Duración estimada de La Fanciulla del West: 190 minutos
 

 ¡Altamente recomendable!                                  

 
Clasica2  Ayúdanos a mantener Clasica2 con tu micromecenazgo que puedes efectuar a traves de PayPal pinchando en el icono que a tal efecto puedes ver en el margen derecho de esta página  MICROMECENAZGO 
 
Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.